De ejecutivo eficiente a pensador estratégico

Posted on 30 junio, 2011

A pesar de las grandes oportunidades que está generando el acceso ilimitado a la información, la gran mayoría de los profesionales del conocimiento se esfuerzan por ser muy ejecutivos pero viven, piensan y actúan como operarios intelectuales. Esto sucede porque la saturación permanente de tareas, proyectos, información y reuniones les copa todo el tiempo dejándoles mínimo espacio real para pensar y planear de forma estratégica.

De la misma forma, las herramientas de tecnología modernas (IM, Celular, BlackBerry, E-mail…) muy convenientes pero intrusivas, los mantienen en un estado de interrupción permanente lo cual genera a su vez ansiedad y stress. A la mayoría de los profesionales responsables después de varios años de vivir en esta situación, se les dificulta establecer prioridades y elijen concentrarse en finalizar las tareas urgentes.

Como resultado el ejecutivo promedio mantiene poca energía mental, elemento indispensable para realizar los análisis profundos y desarrollar el pensamiento creativo y estratégico que ya comienzan a exigir los negocios en la nueva “era del diseño”.

Pese a esta realidad, algunos logran cumplir con todas las exigencias de sus cargos, trabajar en sus metas personales y destacarse personal y profesionalmente, llegando incluso a contribuir con sus aportes a la sociedad.

Muchos de ellos están teniendo estos logros gracias a que utilizan mejor su mente y capacidades. No es una solución “new age o light”, por el contrario es alta tecnología y neurociencia y la nueva forma de trabajar de los ejecutivos de la era del diseño.

Si usted entrara hoy al computador personal de los grandes ejecutivos globales se sorprendería al encontrarse en muchos de ellos con cantidades de archivos con imágenes, estructuras, esquemas y mapas llenos de color, cifras y pocos textos.

Al principio podría pensarse que todos son publicistas o diseñadores pero en realidad pueden ser de cualquier profesión o cargo. Lo que si tienen en común es haber adoptado una forma novedosa de pensamiento y trabajo visual que les facilita y mejora sus procesos de análisis y gestión.

“Los Mapas han elevado nuestros niveles de productividad y han impactado inclusive nuestra propia cultura organizacional”.

Alejandro Torres VP del BBVA

Estos esquemas conocidos como mapas de ideas o mapas de negocios son sencillamente el resultado de plasmar, en una hoja de papel o en el computador, los pensamientos e ideas de una forma gráfica, sencilla en apariencia pero conceptualmente muy completa.

Para crear un mapa solo se necesita capturar las ideas en forma de palabras clave para luego organizarlas según sus propios criterios o los de su grupo de trabajo. La metodología sugiere utilizar pocas palabras y apoyarse en imágenes, estructuras y jerarquías para facilitar que el cerebro organice y procese integralmente.

Cuando un proyecto o un problema se estructura de esta forma sistémica, se tiene la visión de conjunto, el análisis es más integral y completo e incluso se llega a conceptualizaciones avanzadas y profundas de forma espontánea.

Según estudios realizados por la neurofisiología y la teoría del conocimiento, los mapas son una herramienta poderosa porque aprovechan intuitivamente la capacidad natural de procesamiento visual que tiene el cerebro humano.

Aunque requiere de un entrenamiento básico, el trabajo con mapas produce resultados concretos, razón por la cual en nuestro país ya hay miles de usuarios a nivel corporativo y académico. Quienes mejor han aprovechado sus beneficios son: gerentes generales, de tecnología, de proyectos, comerciales, consultores y docentes universitarios.

Las aplicaciones favoritas por los usuarios corporativos son: organizar ideas, conceptualizar proyectos, gestionar y filtrar tareas, liderar reuniones, conducir sesiones de “brainstorming”, tomar decisiones, solucionar problemas complejos, liderar el trabajo de los equipos, organizar información compleja y hacer presentaciones

A nivel personal y académico son famosas las aplicaciones en método de estudio, diseño de planes de vida y carrera, organización de eventos y preparación de ensayos.

En Colombia hay muchos casos interesantes de aplicación exitosa: un proyectos de fusión de dos bancos de primer nivel (proyecto de 11.000 tareas), 11.000 usuarios de una sola universidad, proceso de apertura de grandes almacenes de cadena, procesos de creatividad e innovación, six sigma, manejo de reuniones efectivas, presentaciones de alto impacto, por mencionar algunas de las muchas aplicaciones.

Dentro de los usuarios empresariales se encuentran empresas de los sectores: alimentos, bancario, comercio, educativo, farmacéutico, petrolero, salud, telecomunicaciones, tecnología, consultoría, servicios y muchas más.

Gracias a estas experiencias locales unidas a los más de 15 años de experiencia mundial en el tema, se han creado redes de usuarios que comparten información y mapas en forma de plantillas a través de blogs, WebSites, libros electrónicos, software y talleres.

El trabajo de mapas utilizando software y tecnología permite grandes ahorros de tiempo individual y en equipo. De una parte, con la herramienta que se capturan y organizan las ideas preliminares, se hacen los avances, el informe y la presentación evitando realizar trabajo repetitivo. De otra parte, a la hora de trabajar en equipo ofrece opciones de colaboración para grupos de trabajo interdisciplinarios e incluso en lugares distantes.

Para los casos de usuarios avanzados y aplicaciones complejas se han desarrollado programas complementarios y macros. Mediante una programación previa de sus necesidades el sistema le busca al usuario -en todos sus proyectos- las tareas que debe realizar hoy o incluso le selecciona automáticamente en la web la última información de los temas de su interés (vía canales RSS).

Aunque el proceso de pensamiento visual y en mapas comenzó hace 30 años, su aplicación en negocios solo se pudo lograr con el desarrollo de programas de software. La razón esencial es que se necesitaba encontrar la forma de integrar el trabajo de mapas con los programas de uso diario de los ejecutivos.

Aprovechando las herramientas adecuadas un número importante de ejecutivos destacados ha encontrado formas de trabajar más inteligentemente evitando permanecer anclados al trabajo dispendioso y repetitivo. De esta forma pueden dedicar una buena parte de su tiempo a analizar sus negocios desde una perspectiva estratégica, maximizando asi sus posibilidades de generar innovación y desarrollo personal y profesional.

Be the first to leave a comment

Deja un comentario